Happy Erasmus Madrid- Calle Titulcia, 33 -28903 Getafe Teléfono & WhatsApp +34 681 667 697
Horario de Oficina: de Lunes a Viernes de 10h a 19h
 

Tu nueva Ciudad, Madrid


Información general sobre la ciudad y su historia.
 


Madrid es la mayor ciudad del país y la tercera de la Unión Europea, con sus 6 millones de habitantes. La capital se encuentra exactamente en el centro de la Península Ibérica y justamente por eso fue transformada en capital del reino durante el período de los Austrias. Durante toda su historia Madrid tuvo un desarrollo increíble, por el arte, por los distintos períodos, y sobre todo por las oportunidades en cualquier campo. Es una ciudad muy activa socialmente y culturalmente y movida por gente decididamente con muchas ganas de vivir la vida! Tiene una variedad infinita de atracciones y locales, desde los típicos hasta los más alternativos y 
multiculturales, fiestas y desfiles, ambiente tapas y cervezas, bellos parques donde poderse relajar. Madrid puede ser vista como una ciudad cara, pero como buen estudiante ya sabes encontrar lo barato, entonces piérdete en sus infinitos rastrillos, en su artesanía y descubre la ciudad!
Es una de las ciudades europeas más visitadas por turistas y está llena de estudiantes... es una oportunidad a no perder, seas Erasmus o no y déjate llevar por la rica magía madrileña! Vívela y compártela!

¡BIENVENIDOOO!



Como capital política y por sus varios actractivos, se convirtió en una ciudad decididamente interesante. Su crecimiento la ayudó a destacar en establecimientos, en la conservación de monumentos y en su decoración. Madrid es una ciudad entregada al arte, con sus magníficos y conocidos museos , de los cuales destacan los de pintura. Visita imprescindible para todos los interesados en este tema son los museos más importantes, como El Museo del Prado o el de Reina Sofía. Invita a perderse en sus variados y magníficos parques, auténticos pulmones, hablamos por ejemplo del Parque del Retiro entre otros.

Un poco de historia...
Se encontraron restos arqueológicos ya de la época prehistórica que prueban la existencia de una población en las terrazas del río Manzanares desde el Paleolítico.
Su nombre no era Madrid al principio, si no Ursaria, hablando de la época de dominación romana. Mientras que el nombre Madrid viene del morisco Magerit: de hecho parece que su fundación se debe a los árabes en el siglo IX y exactamente cuando el califa cordobés Muhammad I mandó construir una fortaleza para defender Toledo en una colina junto al río Manzanares, donde hoy se encuentra el Palacio Real
Con la conquista de Toledo por Alfonso VI de Castilla entre 1080-1090, la ciudad pasa definitivamente a manos cristianas. En el año 1561 la corte se traslada de Toledo a Madrid con sus 30.000 habitantes, bajo reinado de Felipe II. Desde este momento la ciudad sufrió un cambio y desarrollo increíble: empezando por la construcción de edificios, iglesias, palacios y plazas con Felipe III, IV y V, hasta paseos, sistemas de alcantarillado e iluminación pública así como monumentos al querido Carlos III
Madrid jugó un papel importante durante la Guerra de la Independencia, a lo largo de febrero y marzo de 1808 Barcelona y Pamplona caen bajo dominio francés por los ejércitos al mando del general Murat y Napoleón. 
A causa de esto y de un descontento general se produce un levantamiento popular en Madrid (el motín de Aranjuez) que lleva a la abdicación de Carlos IV en Fernando VII, que a su vez fue obligado a abdicar por el ejército francés. La tensión general en la capital culminó en el levantamiento popular del "dos de Mayo" de 1808, que llevó a la multitud ante el Palacio Real, asaltando las carrozas del ejercito francés que intentaban sacar a la familia real del palacio: el combate duró horas y se amplió por toda la ciudad acabando, tras una primera ofensiva ganada por los españoles, con un fusilamiento general de todos los españoles con armas por orden del general Murat. Napoleón pone a su hermano José I en el trono, dando inicio a la Guerra de Independencia que duró 5 años hasta el año 1814, durante este período se redacta la primera Constitución española en las Cortes de Cádiz, promulgada el 19 de marzo de 1812 (festividad de S. José, de ahí el popular nombre de "La Pepa", acrónimo femenino de San José).  En la batalla de Vitoria (1813), que acabó con la victoria de las tropas españolas y sus aliados (Gran Bretaña y Portugal) las tropas de Napoleón se vieron obligadas a su retirada definitiva de España (con la excepción de Cataluña) y Napoleón tuvo que devolver la corona del país a Fernando VII. Este último deroga la Constitución, se dedica a persiguir a los liberales constitucionalistas y da inicio a un sistema de rígido absolutismo. Mientras tanto la ciudad crece, aparecen los primeros cementerios en las afueras de la ciudad, las primeras líneas de tranvía y de metro. Tras seis años de guerra, el país estaba devastado, y los sucesivos gobiernos fernandinos no lograron restablecer la situación. 
En 1820 un pronunciamiento militar dio inicio al período del "trienio liberal", durante el cual se restablecieron la Constitución y los decretos de Cádiz, produciéndose una nueva desamortización (expropriación de 
determinadas tierras y propiedades). A pesar de la hambruna y enfermedades la población de Madrid siguió creciendo, lo que llevó a la construcción de nuevas casas
A partir del año 1840, bajo Isabel II, que subió al trono gracias a los cortesanos carlistas, España se 
transformó en estado liberal y esto permitió construir nuevas infraestructuras (entre las cuales el Canal de Isabel II) y mejorar los transportes.  En 1860 la muralla de Felipe IV fue derribada, y empezaron a construirse los ensanches. En el 1868 se proclamó la I República, aunque en 1874 se restauró la monarquía; a finales del siglo XIX la capital vivió un momento de esplendor por la construcción y la industria. En 1883, España se dividió en provincias y el territorio de Madrid se consolidó como lo conocemos ahora mismo. 
En el siglo XX Madrid fue escogida por el capital financiero como sede para instalarse y este dio un nuevo y renovado impulso a la ciudad, que incrementó su actividad comercial y de servicios. En la misma época afluyen importantes científicos, arquitectos, escritores, músicos, filósofos y pintores. 
Madrid pasó un periodo de régimen militar instaurado por el general Primo de Rivera, hasta que el 14 de abril de 1931 se instauró la II República, tras unas elecciones generales: la República declaró Madrid capital 
constitucional
. Durante la II República Madrid vivió momentos  difíciles, pero también de gran actividad cultural y social. Todo esto cambió con la Guerra Civil (1936) entre militares sublevados y el legítimo gobierno, que después de tres años dejaron la ciudad destruida, la cual cayó en las manos de las tropas del dictador Francisco Franco. Madrid se convirtió en sede de proyectos arquitectónicos para hacerla resurgir. Con hambre y miseria Madrid se anexionó pueblos limítrofes y los convirtió en barrios (Chamartín, Fuencarral, Hortaleza,...), así que aumentó la población y el territorio, incluyendo también la llegada de inmigrantes. 
Con la muerte de Franco y el fin de la dictadura en el año 1976 se convocaron las primeras elecciones generales, que llevaron a la aprobación del Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Madrid, conformada por una sola provincia. La Comunidad se límita a diferenciar turísticamente ocho grandes áreas. Los poderes en la Comunidad los ejerce la Asamblea de Madrid (el órgano legislativo), el Consejo de Gobierno (órgano ejecutivo) y la Presidencia de la Comunidad. Su bandera es de color rojo y contiene siete estrellas de cinco puntas, y su capital es Madrid, con su arquitectura renacentista, barroca y neoclásica; sus fortalezas, castillos y atalayas (de la Reconquista); su rica variedad de ecosistemas, su gran crecimiento económico.